LA HALLACA

Cuenta la tradición oral y escrita que cuando se construía el Camino de los Españoles (entre la ciudad de Caracas y el Puerto de la Guaira) en el siglos XV y XVI, los indios venezolanos consumían unos “bollos” o “tamales” exclusivamente de maíz puro. El consumo de estos bollos produjo deficiencias y enfermedades entre los hombres y mujeres que participaban en la construcción. Fue esta la causa que condujo a la Iglesia a pedir a las familias criollas pudientes de Caracas -cuyos festines se habían hecho costumbres y eran considerados hasta cierto punto blasfemos dado el contexto- que adoptaran en sus mesas el bollo de los indios y ofrecieran parte de las sobras de sus comilonas a los indios y sus familias. Fue entonces, y acatando la orden del Obispo de Caracas, que los restos de los festines se mezclaron con la masa del maíz para hacer rellenos compuestos y cada vez mas suculentos. Criollos, esclavos, sirvientes e indios se fusionaron en el consumo de la Hallaca. Ya esto es un antecedente de mestizaje curioso en el posible origen del plato que hoy conocemos.

Se presume que el nombre, Hallaca, proviene de la lengua aborigen guaraní, propia de una etnia del Sur-Occidente de Venezuela. Se toma como una derivación de la palabra “ayúa” ó “ayuar” cuyo significado es mezclar o revolver. Posteriormente la deformación lingüística pudo haber incidido en la transformación a “ayuaca” a “ayaca”. En todos los casos sin “h”.

Hoy la Hallaca se consume en Venezuela y algunas regiones de Colombia, así como también en Curazao, Aruba, Bonaire, las Islas Canarias y Ecuador.

En Colombia y según la región puede ser un bollo de maíz o un pastel de arroz. En Cartagena y Barranquilla es de arroz, se consume todo el año y se condimenta con onoto, ajo y grasa de cerdo. Se rellenan con las piezas completas de cerdo o pollo. También se cocina en navidad y año nuevo como plato para la celebración. En Cúcuta se utilizan garbanzos, zanahoria, pollo o cerdo en presas enteras y finalmente en la capital, Bogota, se consumen tamales de arroz con diversas carnes acompañados de arvejas verdes, sin aceitunas, ni alcaparras. Es un desayuno todo el año.

En Venezuela, la hallaca es una Tradición navideña. Nunca falta en la mesa familiar y es un platillo laborioso que se degusta durante los meses de diciembre y enero. Cada región tiene su particularidad, añadiéndole según el clima, un toque dulce o picante mas acentuado. El relleno por costumbre es de un guiso de carne de res o gallina, acompañado con trozos de cebolla, pimentón, alcaparras, uvas pasas y aceitunas, el todo envuelto en una masa de maíz coloreada con onoto, cubierta por una hoja de plátano debidamente plegada y finalmente prensada por pabilo.

En SANUKfood quisimos darle un toque distinto a esta Navidad y a la hallaca tradicional (cuya proteína siempre es animal), para ofrecerles una Hallaca Vegetariana a base de granos y vegetales, sin olvidar el gusto propio de las uvas pasas, las aceitunas, las alcaparras….

Esperamos que les gusten!

Bon appetit y Feliz Navidad!

Fuentes:

http://es.wikipedia.org

http://www.opinionynoticias.com

http://www.culturizando.com

Y nuestros libros y amigos.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo SANUKfood's Taste

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s