Sobre… CHOCOLATE. Theobroma, Cacao y Chocolate. 1/4

Théo (Dios), Broma (alimento): Alimento de los Dioses, fue así como los españoles llamaron el cacao al descubrirlo en tierra azteca. Para los Mayas y los Aztecas, el cacao no era una novedad. Desde tiempos remotos bebían el llamado chocolati, traducido literalmente en: agua amarga, una bebida a base de semillas de cacao tostadas y molidas sobre piedra caliente, mezcladas con agua y aromatizadas con vainilla o pimienta.

Los Aztecas utilizaban las semillas de cacao como moneda, para el pago de esclavos, impuestos, etc. A la llegada de los españoles , estos las utilizaron también como medio de intercambio para obtener oro. El nombre latín de la planta de cacao es Amygdala Pecanaria, es decir almendra monetaria.

El genovés, Cristobal Colon probablemente fue el primer europeo en descubrir el cacao durante uno de sus viajes en 1502 en la región de Guajana (actualmente Honduras). Cerca de veinte  años mas tarde, en 1519, Hernán Cortés llega a Mexico y descubre la bebida de manos del emperador Montezuma. En 1524 decide enviar un cargamento de la semilla de cacao hacia Europa.

La corte no se siente atraída por la bebida y sus propiedades. Son los jesuitas que consiguen mezclar los pequeños granos con miel y azúcar de caña, vainilla, canela y almendra. Transformada de bebida amarga a dulce y pastosa, se pone de moda entre la aristocracia de la época.

Los españoles mantuvieron el monopolio del comercio del cacao e intentaron preservar en secreto el proceso de fabricación del chocolate.. En 1594, el cacao hace su aparición en Italia, luego en Alemania e Inglaterra.

Francia descubre el cacao en 1615, durante las bodas de Anna de Austria, hija de Philippe III de España con Louis XIII. Habra que esperar hasta 1659 cuando el rey de Francia acuerda durante 29 años la patente de explotación del chocolate, a Toulousain David Chaillou, oficial de la reina.

Transcurridos los años y vencido el monopolio, la pasión por el chocolate se había expandido y lo fabricaban comerciantes de especias y boticarios.

A lo largo del siglo XVII y XVIII el chocolate es considerado alimento, fortalecedor y remedio. Se le receta para la gripe, la inflamación de la garganta, el insomnio, la cólera y la disentería. Se utilizo para enmascarar el sabor desagradable de algunas plantas medicinales.

Goethe en su tiempo decía que cualquiera que bebiese una taza de chocolate resistía todo un día de viaje y Napoleón sostenía que las propiedades higiénicas y nutritivas del chocolate eran incontestables. ” Es físicamente y moralmente saludable”.

Lo cierto es que el chocolate contiene sustancias que benefician el funcionamiento al cuerpo humano: sodio, fluor, fósforo, calcio, fibra, magnesio, proteínas, etc.

Sin olvidar los secretos que aportan  la sérotonina y la théobromina !

Literatura recomendada: “Le petit livre de Tout Chocolat” de Philippe Chavanne (First Editions) es una pequeña muestra de literatura de bolsillo. De fácil lectura, nos introduce en la historia del chocolate para conducirnos hacia 130 suculentas recetas que abordan: mousse, sorbetes, terrines, macarons, ….

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo SANUKfood's Reading

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s